Joan Miró Ferrà

El Golafre es una de las más importantes e interesantes obras que se muestran hoy en día en el Museu d’Art Contemporani de Vilafamés. Sin entrar a hablar de su validez como obra artística, de la cual no existe ninguna duda, esta obra tiene para el Museu una especial importancia, puesto que fue el propio artista quien la dedicó y donó al museo el 26 de junio de 1980 (“para Villafamés, cordialmente”).

MIRÓ FERRÀ, JOAN
Golafre, 1979
Litografía en colores, 99 cm x 72,5 cm

El 21 de septiembre de dicho año el Museu (por aquellos tiempos Museo Popular de Arte Contemporáneo de Villafamés) puso en marcha el I Encuentro Internacional de la crítica de Arte, para el que se inauguró entre otras, la exposición de obra gráfica “dibujos de Joan Miró”, cedida por el Ministerio de Cultura.

Pues bien, una vez conocido el contexto en el que llegó el Golafre a formar parte de los fondos del museo, vamos a pasar ahora a conocer mejor su propia historia.
Se trata de una litografía creada el 1979 por Joan Miró con unas medidas de 82 x 57,5 cm., de la que se hizo una tirada de:
– 75 ejemplares sobre Vitela de Arches* (99 x 72,5), firmados a mano por el artista y numerados a 75 ejemplares.
– 25 ejemplares sobre Vitela de Arches* (99 x 72,5), firmados a mano por el artista y marcados “H.C.”. El número XIII de dichos 25 ejemplares numerados en cifras romanas, es nuestra obra en cuestión.
H.C.:(Hors comerse)Fuera de comercio.
* *uno de los papeles de más prestigio del mercado compuesto 100% de algodón.

MIRÓ FERRÁ, JOAN
Man Ray, Fundación Miró, 1933
Fondo documental CIDA

La edición de las tiradas estuvo a cargo de la Galería Maegh de Barcelona y por lo que respecta a la impresión, fue llevada a cabo por Litografías Artísticas Damià Caus de Barcelona.

Joan Miró empezó a experimentar en el mundo del gravado y la litografía sobre los años 30, momento entre el que destacan los aguafuertes grabados al taller de Marcoussis a Paris, el conjunto de litografías para la Sèrie Barcelona de 1944 o los grabados para el libro de Tristan Tzara L’Antitete. A partir de 1948 es cuando Miró trabaja profusamente la obra gráfica y litográfica en varios talleres de Paris y Barcelona. Su interés por la poesía le llevó a ilustrar multitud de libros entre ellos, obras de Breton, René Cher, Michel Leiris o Paul Éluard.

“Sóc com un insecte… començo a atacar el paper fent-hi ratlles directes i brutals, portat per una força que malgrat jo m’empeny i em domina.”
“La punta seca m’entusiasma, és el procediment més net i pur que hi ha”.
Entrevista a Miró de Lluís Permanyer. “Miró gravant «Jo sóc com un insecte»”.

Sala expositiva del “Golafre”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: