Monumentos

Castillo y Murallas

VILAFAMÉS
Castillo y Murallas

Se encuentra en la parte más elevada de la población de Vilafamés, dominando el llano desde una altura de 400 m.   Se han registrado asentamientos humanos anteriores a la romanización, de la etapa musulmana de Vilafamés.

La población conquistada por Jaime I en 1235 y dada a poblar en 1241 a Guillem Ramón de Viella y otros. Pasó a la Orden del Temple y posteriormente perteneció al Maestrazgo de Montesa. La villa fue unionista y agermanada, en contra de su señor el Maestre y de su Orden, a la que se enfrentó el consejo municipal para incorporarse posteriormente a la Corona en 1635.

Durante las Guerras Carlistas, el castillo fue escenario de diversas escaramuzas entre los isabelinos y las tropas de Cabrera, Serrador y Forcadell. Tras la reconquista cristiana fue donado a la Orden del Hospital de Jerusalén, pasando más tarde a la Orden de Montesa, que lo convirtió en encomienda. Aunque los basamentos del castillo son de época musulmana, e incluso más antiguos, presentan modificaciones de muy distintas épocas, las últimas de ellas de la Guerras Carlistas.

En la actualidad se encuentra restaurado y conserva gran parte de su estructura antigua. Se aprecian grandes tramos de murallas y dos torres de probable origen árabe. Desde allí podremos contemplar estupendas vistas de Vilafamés y su llano con el monte Peñagolosa al fondo.

Iglesia de la Sangre

VILAFAMÉS
Iglesia de la Sangre

Iglesia de origen medieval que fue barroquizada en el siglo XVII. Posee una cripta de trece arcos apuntados del siglo XIV. Presenta nave de cuatro tramos, además de presbiterio y coro con capillas entre contrafuertes.

Conserva varios interesantes retablos barrocos dos de los cuales de inconmensurable belleza y muy escasos en la provincia de Castellón, así como decoración pictórica al fresco en presbiterio y Capilla de Santa Bárbara.

Entre la ornamentación interior destacan los diferentes retablos barrocos, y las pinturas al fresco atribuidas al entorno de los Guilló.

Iglesia Parroquial de la Asunción

VILAFAMÉS
Iglesia Parroquial de la Asunción

De finales del siglo XVI, su construcción comenzó en 1594. Su planta fue trazada por el maestro de la Seo de Tortosa, Martín de Mendoza y adjudicada para su realización a Juan Palacios. Posee una interesante planta y de una sola nave, de cuatro tramos más presbiterio, crucero y capillas entre contrafuertes.
El retablo mayor, de principios del siglo XVII, trazado por Agustín Sanz y adjudicado a Bernardo Monfort, está siendo objeto actualmente de restauración y restitución a su estado original.

Decoración pictórica al fresco en la Capilla de la Comunión y pechinas de la cúpula, obra de J. Oliet, así como interesantes ornamentos, orfebrería y zócalo de cerámica valenciana del siglo XVIII.

Roca Grossa

VILAFAMÉS
Roca Grossa

Ascendiendo por la calle de la Font hacia el casco antiguo, nos encontramos a la izquierda con una gran mole de rodeno que se mantiene en equilibrio inestable y sobre terreno inclinado.

Parece como si en cualquier momento la roca fuera a desprenderse montaña abajo. Da la sensación de que una cuña invisible la sujeta. La enorme roca se ha convertido en un atractivo característico del pueblo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s